• Telefonos: 432528 Int. 158 - Cel. 15544394
  • info@radiouniversidad.com.ar

“Tenemos que pensar la educación cómo un proceso”

La ministra de Educación, Analía Cubino, explicó las razones por las cuales se decidió que los alumnos promocionen sin repetir el año en curso. Se refirió a las desigualdades dentro del sistema educativo y la necesidad de “repensar las formas en las cuales evaluamos” para que no se genere “un refuerzo de las desigualdades” y “un refuerzo de la frustración”. También habló de la vuelta a las aulas “aunque sea en una parte de la semana”, aclarando que se trata de una medida que será consensuada con el Gobernador, el COE, otras áreas del gabinete y el Gobierno nacional; en la medida que las condiciones en relación a la pandemia lo permitan. También se refirió al aumento pendiente para los docentes y la deuda con las instituciones de gestión privada.

Río Grande.- La ministra de Educación, Analía Cubino, comenzó refiriéndose al dictado de clases que se viene desarrollando en el marco de la cuarentena decretada por el COVID 19, señalando que “Hay un gran esfuerzo, porque irrumpió en la vida de todos y todas, a nivel mundial, y nos dejó perplejos ante una situación que parece hasta de ciencia ficción. Pero la realidad es que mucha gente está haciendo un esfuerzo muy grande. En este momento hay docentes que están preparando clases, que tienen además del vínculo pedagógico un acompañamiento social con los chicos, con las chicas, con los adultos. Porque también nuestro sistema tiene múltiples edades, todas las complejidades, y si bien es una escala muy pequeña en relación al resto del país, tiene todos los condimentos también de la multiculturalidad y de las necesidades que venimos viendo”.

En declaraciones al programa radial “La Mañana en La Tecno”, que se emite por Radio Universidad 93.5, mencionó que “hay profundas desigualdades que no se cerraron, muy por el contrario se profundizaron. Esto vino a desnudar un poco también las demoras del sistema educativo, las demoras que hay en lo social y esto se ve profundizado. Por suerte desde el Estado está la educación, entonces la escuela de alguna maneras puede cumplir un espacio de contención muy importante”, destacó Cubino.

Admitiendo que “quizás eso sea lo menos visible hoy, porque no vemos la parte más romántica de la educación. Que es que los chicos vayan con el guardapolvo, verlos en la calle, pero están en sus casas con medidas muy difíciles de llevar adelante y con alguien que diariamente los contacta, que manda material y trabaja con ellos y con sus familias. Porque también hay que pensar en quienes tienen menos de 18 años, pensar cómo hace de ese abordaje, cómo corroborar que sea un adulto responsable y conocido el que está entablando el vínculo con ellos y con ellas”, repasó la ministra.

La titular de la Cartera educativa indicó que “esto muestra a las claras un montón de dificultades, al igual que las tiene la presencialidad. Pero viene a profundizar algunas situaciones, porque hay muchos y chicas –esto no es algo que negamos, para nada- que no tienen la posibilidad de acceder a Internet como lo tienen otros y otras. Este es un desafío que tenemos en la gestión y no sólo a nivel provincial, sino a nivel nacional”, manifestó.

Sobre evaluación y promociones

La ministra Cubino fue consultada también en relación a la repitencia y la decisión de promocionar a los chicos, respondió que “la evaluación es un debate pendiente desde hace mucho tiempo en la educación, el sistema de evaluación y de acreditación de los saberes viene siendo bastante controversial en los últimos tiempos. De hecho es un desafío que nos hemos puesto, allá por el mes de diciembre, en el primer Consejo Federal de Educación del que participé. Lo manifestó el ministro Nicolás Trotta, cuando lo inauguró y en esa mesa ya se hablaba de ponerlo en agenda junto a la Secretaría de Educación, Gabriela Diker, que es alguien que tiene mucha experiencia en el mundo académico”.

Mencionó que allí “se planteaba la necesidad que tiene nuestro sistema de repensar las formas en las cuales evaluamos, para que esto no sea un refuerzo de las desigualdades, un refuerzo de la frustración y en estos tiempos -en medio de la pandemia- vino como a irrumpir de golpe nuevamente esa necesidad que tenemos. Por ejemplo pienso en la experiencia del bachillerato popular, que construye de otra manera, hay otra posibilidad de pensar con el otro sin generar esas distancias en cuanto que: te califico, y si llegas a esta vara es significativo tu aprendizaje y te estoy reconociendo”, ejemplificó.

Comentó que actualmente hay alumnos que “con mecanismos quizás ya muy antiguos, por la calificación, se quedan afuera o se quedan atrás un año entero por un saber que no supo tal vez explicar y esto se pone de manifiesto ahora. Por eso no solo yo, sino todos los ministros de educación de la Argentina, dijimos que no vamos a calificar porque es una herramienta de exclusión”. En ese sentido se preguntó: “¿quiénes van a quedar afuera? si no sabemos a ciencia cierta cuánto están aprendiendo, cómo están aprendiendo, en las condiciones tan dificultosas que tienen muchos chicos y chicas que acceden en condiciones pésimas de hábitat, que tienen posibilidades y necesidades básicas insatisfechas de las más variadas”.

Cómo reflejo de la situación señaló que “hoy estamos llevando alimentos aproximadamente a 6 mil viviendas de chicos y chicas en la provincia, porque no llegan a cubrir sus necesidades. Entonces seguramente las personas que quedarían fuera de esa calificación, las primeras excluidas, serían éstas. Terminamos reforzando esas desigualdades, reforzando su exclusión, con un sistema que seguramente a algunos satisface, porque tienen una mirada meritocrática de que si se esfuerza uno va a poder. Hasta es una mirada clasista, como cuando entregamos alimentos y algunos critican porque si una persona tiene un vehículo no los necesita, pero esa persona tiene muchas complejidades que no vienen desde hace dos días, que vienen desde hace mucho tiempo y también hay que acompañar en este momento que es muy difícil para todas las familias”, destacó.

En definitiva expresó que “esa decisión de no calificar numéricamente no implica no evaluar, lo que proponemos a nivel nacional para que todas las provincias lo llevemos adelante es una verdadera evaluación formativa. Es decir poder hacer con el otro esa evaluación conjunta, de cómo estoy aprendiendo y que necesito reforzar. Es eso, no demonizar por el número, tenemos que entender el sistema educativo con toda su complejidad y la verdad es que en nuestro país con todos los años de obligatoriedad en la educación que hemos logrado -porque estas son conquistas y se han llevado adelante- si decimos que alguien va a pasar a quinto y no tiene una calificación numérica eso no implica que no aprendió, significa que va a ser acompañado el próximo año con otras estrategias”, advirtió.

Cubino remarcó que “incluso tenemos una oportunidad muy grande de empezar a hablar de otra cosa cuando hablamos de evaluación, apuntamos a una escuela que pueda pensar de verdad estrategias para todos y todas. Tenemos que pensar la educación como un proceso, no todos los chicos y las chicas tienen el mismo proceso para aprender a leer y escribir por eso hay una unidad pedagógica entre los primeros grados”. “Éste va ser el marco que va a regular todas nuestras acciones en las provincias”, ratificó.

La vuelta a las aulas

Respecto de la vuelta a las clases presenciales, dijo Cubino que “la realidad es que estamos analizando, junto al Comité de Emergencia, a las autoridades de Salud, al gobernador (Gustavo Melella) y al resto de los Ministerios –como por ejemplo el de Obras Públicas- como se va administrando esta cuarentena. En la medida que sigamos sosteniendo estas prácticas que están dando buenos resultados, también la cuestión epidemiológica va a ir quitando riesgos y vamos a ir seguramente regresando de manera escalonada”, anticipó.

Mencionó que la idea es “que más allá de que vamos a hacer centro primero en aquellos chicos que van saliendo del sistema, como son los de secundaria que egresan y los que van a pasar a secundaria desde la primaria; también vamos a generar todas las estrategias posibles porque nuestro mayor deseo que todos podamos volver aunque sea en una parte de la semana a las aulas”.

Aclaró que “Ésta no es una decisión tampoco que tomemos solos desde las provincias, el presidente (Alberto Fernández) también le ha pedido a todos los gobernadores -y de hecho lo consulta con todos los gobernadores- opinión antes de tomar cada decisión. El Gobierno nacional se apoya mucho en los gobernadores, lo escuchamos en todos los medios pero también nosotros lo vivimos desde adentro del gabinete. Porque hay una comunicación constante, por ejemplo del equipo de Educación a nivel nacional con nosotros. La verdad es que nos sentimos muy acompañados y es muy importante, porque se empieza a dar una lógica que veníamos esperando desde hace tiempo respecto de que no haya una bajada de línea sino una construcción que emerge desde el consenso de todas las provincias y eso es muy importante”, expresó Cubino.

La funcionaria volvió a referirse a la no repitencia de los alumnos, señalando que “ésta decisión que se tomó en educación a nivel nacional, se ha trabajado durante dos semanas completas con todos los equipos de evaluación de las provincias, con todos los equipos de los Ministerios de Educación de cada provincia y ha sido en consenso. Se votó por unanimidad y se ha redactado en conjunto, eso es muy importante y de la misma manera se va a tener que evaluar a nivel nacional de qué manera se va regresando a las aulas”, aseguró.

Recordando que la vuelta a las escuelas “implica, más allá de la cuestión pedagógica, la movilización de toda la sociedad. Se moviliza el transporte público, se movilizan todos los que cuidan a los chicos, moviliza a los abuelos, a las trabajadoras y los trabajadores, es todo un tema para pensar y cuando se habiliten las clases por completo son millones de personas que circulan. Por eso se va viendo en conjunto y no es una decisión únicamente del área de educación”, expresó la ministra.

Reclamos

Finalmente, respecto de la relación con los gremios y los reclamos que se vienen planteando tanto desde el sector público como del de la educación privada, mencionó Analía Cubino: “antes que nada quiero destacar que hay un diálogo y que se trabaja cotidianamente, que hay mucho respeto. Esto es muy importante, también hay plena conciencia de la situación que se vive hoy y también -por parte nuestra- el deseo enorme de que podamos llegar a pagar ya la pauta salarial acordada en paritarias”.

“La verdad es que fue un esfuerzo de ambas partes, con diálogo desde el mes de enero hasta llegar a fines de febrero -después de extensas mesas de trabajo, mesas técnicas- con un logro que jamás imaginábamos que iba a ser postergado por esta situación planteada nivel mundial y las consecuencias a nivel provincial”, dijo en referencia a la pandemia y sus consecuencias.

Comentó luego que “en este momento estamos trabajando en cuestiones que tienen que ver con algunas situaciones históricas, el área de Recursos Humanos -por decisión del gobernador- ha pasado desde la Casa de Gobierno la carga de novedades docentes al Ministerio de Educación. Esto va a implicar un mejor funcionamiento y una instancia burocrática menos, esperamos y vamos a trabajar muy fuerte para que sean resueltas esas liquidaciones erróneas; eso de que un docente daba de alta y recién a los cinco meses podía cobrar una hora cátedra”.

Cubino dijo que la situación “se había constituido en una naturalidad que espanta y tiene que ver con distintos actores dentro del sistema y en la burocracia administrativa, que estaban instalados y cuesta desarraigarlos. Por eso hubo que tomar estas decisiones, el gobernador ordenó que no se hiciera ningún descuento -más allá de que el descuento correspondiera o no-habida cuenta de que no se estaba pagando la pauta salarial y los sueldos docentes están muy endeudados”

“Esto lo conocemos desde el inicio de la gestión, esa orden fue desatendida y ahora se han reintegrado la semana pasada los descuentos que se habían hecho. Más adelante, cuando esto pase, se va a hacer un plan prorrateado de descuentos que no impacten en el salario docente a quien le haya correspondido esos descuentos”, expresó la ministra.

En cuanto al sector privado y los reclamos de los propietarios de las escuelas por deudas del Estado, mencionó que “el año pasado el gobierno provincial había tomado una definición, que fue que en vez de pagar conforme a la ley 749 -que es la ley de gestión privada- en ese momento se definió que se le entrega una suma aproximada al total de la liquidación del salario docente de las escuelas privadas, que en su gran mayoría tienen aportes en casi todos sus niveles”.

Repasó que esos aportes “van en algunos casos del 100% de los salarios de su planta funcional y otros entre el 50 al 60 o el 80% del salario de la planta. Esto es con aporte estatal, entonces significaba que se les entregaba como un adelanto a ese colegio de esa suma que se pretendía que se iba a liquidar. Esto fue generando desajustes, porque después cuando se hacía la liquidación final quedaban desajustes de más o de menos, por lo general se les iba adeudando y eso fue generando una acumulación”, explicó.

Comentó que “los colegios, en algunos casos, no podían llegar a completar su liquidación y al mes siguiente tenían otro desajuste. Se iba acumulando y en el año 2019 se llegó a acumular un poco más de 10.000.000 $ El Ministerio de Finanzas Públicas en estos momentos ya tiene la deuda acordada y estimada, pero aún no hemos dado de baja a esa resolución por la cual se adelantaba esa cuota de aporte. Entonces se siguen generando desajustes y esos va generando nuevos pendientes de pagos”.

“Ahora el monto llega a duplicar la deuda de 2019, ahora se va a pagar en un plan de pago todo lo que engloba esa deuda y la idea es que el mes que viene esa resolución de anticipo ya no esté y que se pague el monto entero de lo que le corresponde a cada colegio. Esperamos que este mes ya se pueda liquidar de esa manera, lo que significara hacer un corte en esa deuda y en esos ajustes pendientes para -de ahí en más- pagar lo que corresponde según la ley”, concluyó la ministra de Educación.

Comentarios

Comentarios

Related Articles

Post your comments

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Decano de la U.T.N Tierra del Fuego:
Ing. Mario Félix Ferreyra
Vicedecano de la U.T.N Tierra del Fuego:
Ing. Francisco Álvarez
Secretario Administrativo de la U.T.N. Tierra del Fuego:
Lic.Carlos Alberto Cabral
Director de la Radio de la U.T.N. Tierra del Fuego:
Néstor Alberto Centurión
Fecha de Fundación de la Radio: 1 de marzo de 2012
Domicilio legal de la emisora: Sabatini 55 Planta Alta
Ciudad: Rio Grande Provincia: Tierra del Fuego
Teléfono Fijo: (02964) 432528 (int. 158)
Celular del Director: (02964) 15505797
Celular de la Radio: 02964 -15544394
E-mail del director:a.centurion23@gmail.com
E-mail de la radio: radiouniversidadrg@gmail.com
Frecuencia de la emisora: 93.5 Mhz
Resolución definitiva: Nº 0821-AFSCA/15
Nombre Fantasía: La Tecno
Sitio Web: www.radiouniversidad.com.ar
publicidad