• Telefonos: 432528 Int. 158 - Cel. 15544394
  • info@radiouniversidad.com.ar

“Comer carne de cerdo es saludable y lo recomiendan los nutricionistas”

El productor Daniel Parún, titular de Granja Porcina, destacó el aumento de consumo de cerdo en la población fueguina y contó en Radio Universidad sobre la inversión en genética y alimentos para tener productos de máxima calidad. “Estamos haciendo una campaña a favor del cerdo en el sentido de que la comunidad lo consuma, no solo porque es producción local, sino que lo haga porque el cerdo es una carne saludable y lo recomiendan los médicos nutricionistas”. También lamentó la falta de inversión en el Matadero Municipal “pese a las promesas que llevan ya dos años y no se concretan”.

Río Grande.- Daniel Parún, propietario de Granja Porcina, fue entrevistado por el programa ‘Buscando el Equilibrio’ que se emite por Radio Universidad (93.5 MHZ), donde contó sobre sus emprendimientos.

Dijo que esta actividad fue una consecuencia azarosa. “Con nuestra familia arrancamos con las cosas del campo como hobby criando algunos cerdos para consumo hace ya varios años y después de que tuvimos un espacio que lo acondicionamos para cerdos, con pisos, con techo y todo bajo galpones”.

Agregó que “después de que tuvimos unas pocas madres nos dimos cuenta de que podíamos tener algunos lechones, que en algún momento del año la gente consumía y lograr algunos ingresos que nos permitan por ahí mantener el campo y a medida que fue pasando el tiempo nos empezamos a entusiasmar y pienso que hemos tenido suerte porque siempre contamos con gente que nos ha dado una mano muy grande; hemos tenido la oportunidad de viajar y ver cómo se produce en otros lugares del país, tanto en Patagonia como en el interior de la provincia de Buenos Aires, entre otros; y dimos con gente que realmente nos dio una mano, nos fue aconsejando, nos fue recomendando y es así que tras ver todo estos nos entusiasmamos, con mi señor principalmente, y comenzamos a tratar de armar un pequeño criadero con un número productivo que son cincuenta madres y habíamos empezamos sólo con tres en tiempos en que era todo muy casero”, recordó.

Después comenzaron a sistematizar su producción. “Primero trajimos un veterinario de afuera para comenzar a hacer las primeras inseminaciones artificiales con células traídas de centros especializados en genética. Fue una suerte dar con este veterinario que justamente luego nos invitó a recorrer distintos establecimientos en Buenos Aires dedicados a la producción porcina y así arrancamos viendo como producían otros productores siendo que nosotros arrancamos con muy poco presupuesto sin ningún tipo de acompañamiento de nada ni de nadie y empezamos con unas pequeñas jaulas y después un poco más hasta que llegamos al mínimo que recomienda la mayoría de la gente que se dedica a esto y que señala que para que sea productivo un establecimiento debe contar con un mínimo de cincuenta madres”.

Explicó que las razas involucradas son variadas, “lo importante es que se buscan hembras den muchas crías y que los machos sean musculosos para que no tengan tanta grasa y sí más tocino y masa muscular”.

El entrevistado ponderó que “hoy la genética en nuestro país tiene la posibilidad de estar trayendo semen y animales de afuera, entonces el nivel que hay en la Argentina es de primera línea y no tenemos nada que envidiarle al cerdo de Dinamarca ni al de Australia porque tenemos la misma genética que tienen ellos y ni hablar de los alimentos balanceados que se producen hoy”, resaltó.

En este punto explicó que “no es el caso mío, pero los grandes productores tienen su propia planta de alimentos balanceados, compran el maíz, compran la soja y tienen su núcleo de producción de alimentos. Acá es muy difícil hacerlo porque no se puede ingresar maíz en grano a granel porque Chile no lo permite y si tuviéramos un barco por ahí sí podría traerse. De todos modos un silo no se puede tenerlo al aire libre, sino bajo techo, porque se congelaría”.

Añadió que “las condiciones climáticas son adversas en nuestra provincia y hay otros inconvenientes, como la falta de electricidad en el campo. Talvez en la ciudad sería posible, pero nosotros optamos por vivir en el campo, porque nos gusta y por eso fue comenzamos”.

Consultado sobre su producción, Daniel Parún detalló que “nosotros tenemos diez madres por mes que están teniendo crías y que dan unos cien lechoncitos por mes, lo que dentro de seis meses son cien capones o setenta capones y treinta lechones que se venden”.

Asimismo reveló que “vender lechones no es rentable porque tenemos un Fase 0 (cero) que come el lechoncito en los quince días que está con la mamá y es un alimento que se le da para que no sea brusco el cambio de tomar la leche de la teta al alimento balanceado y eso le produce diarrea y se deshidrata y si uno no lo trata rápidamente se muere”.
Explicó que “al lechón se lo saca de la mamá cuando tiene 25 y 28 días, en ese momento la cría está pesando entre 6 y 7 kilos y después de ahí a los 40 a 45 días ya comienza a consumir un alimento que es caro -40 pesos el kilo- (Fase 1 y Fase 2) y en esta etapa el lechón pesa unos doce kilos, pero no es rentable porque el alimento es muy caro, porque está entre 220 a 300 pesos el kilo”.

Aumenta el consumo de cerdo

En relación al consumo de carne de cerdo en la población fueguina, Parún confió que “estamos haciendo de alguna manera una campaña a favor del cerdo en el sentido de que la comunidad lo consuma no solo porque es producción local, sino que lo haga porque el cerdo es una carne saludable y lo recomiendan los médicos nutricionistas porque tiene propiedades que no tiene el resto de las carnes y a partir de ahí sí, aparte de que el médico lo recomienda, está consumiendo un cerdo fresco, que se produce dentro de la ciudad de Río Grande y que por otro lado, se hace de manera cotidiana; no es que hacemos una faena por mes, sino que lo hacemos todas las semanas y ojalá que la gente consuma más para que nosotros podamos seguir creciendo”, auguró.

Otro punto que observó es que “cuando empecé con la producción de cerdo, no había ningún registro ni el SENASA ni en la AFIP ni en Gendarmería de que hayan ingresado cerdos en pie y nadie podía creer que yo lo podía hacer. Traje genética para tener calidad y las características que comenté sobre una producción seria de cerdo”.
Recordó que en esos primeros tiempos “me fui con mi familia en mi camioneta -totalmente acondicionada- y traje animales vivos, lo que nadie podía creer y hoy lo puede hacer cualquiera”.

Un producto económico

Resumió que “es importante que la gente sepa que hay un producto fresco, que no es caro, todo lo contrario, comparado con cualquier otro corte de carne de vaca, es más económico. Un corte económico de cerdo en cualquier carnicería de 100 pesos el kilo de paleta y un corte para hacer milanesa, una nalga o una cuadrada fresca que vale 170 pesos y si se compara con la nalga fresca de vaca, vale 230 pesos”, contrastó.

Admitió que hay un poco de resquemor en la ciudadanía para consumir cerdo, “tiene un poco de miedo porque cree que no hay controles, que hay posibilidades de que la triquinosis esté y de hecho hay gente que ha fallecido por causas de triquinosis por falta de controles. Pero hoy, mucha gente, a medida que recorre el lugar de producción y prueba el producto, vuelve y por suerte hay mucha gente que consume carne de cerdo, en nuestro caso estamos comercializando más de mil kilos por semana”, reveló.

Detalló que “se venden más de 30 kilos diarios de carne para milanesa de cerdo, y no solo se hace milanesa de cerdo, sino albóndigas de cerdo, hamburguesas de cerdo, empanadas de cerdo, pastel de papa con carne de cerdo. Se hace de todo, lo mismo que se hace con la carne de vaca se hace con la de cerdo, incluso una salsa para los tallarines del domingo y sinceramente queda muy sabroso”.

Reclamo por el matadero

En otro orden Daniel Parún dio cuenta que “hay un problema que se tiene que resolver de manera pronta porque sino se resuelve, nos fundimos todos los productores o bien cada uno tiene que vender algo para conseguir recursos y hacer su propia sala de faena”.

En este sentido dijo que el único lugar de faena es el que está en La Misión Salesiana “que tiene el único servicio autorizado por la Municipalidad; en mi caso, después de haber tenido algunos roces con La Misión Salesiana porque uno que viene del sector privado tiene una necesidad y ellos que están en otra instancia, tienen otra posición y es muy complicado porque ellos comercializan cerdos también y por lo tanto es su propia producción la que tiene prioridad en la faena; pero por suerte, dentro del equipo de faena, son gente de acá que uno conoce y puede hablar y tratar de encontrar la forma para que cambiar un día de faena que es razonable para uno y para otro, siempre tratando de resolverlo aplicando el sentido común”.

Por ejemplo, destacó que “Juan, quien lleva muchos años en la Escuela Agrotécnica Salesiana y conoce desde el otro lado lo que significa estar desde el lugar privado y produciendo –como es el caso nuestro- y entonces es así que él hace todo lo posible para darnos una mano, lo que no quiere decir que ellos cubran todo porque no tienen las instalaciones adecuadas para mayor cantidad ni el personal necesario y a veces es como que cuesta, pero hemos ido logrando que se vaya acomodando de a poco para tratar de no quedarnos –por lo menos- sin animales para la venta”.

De igual modo lamentó la apatía oficial ante un emprendimiento genuino. “Nadie de la Municipalidad o del Gobierno se acercó para ver qué estaba haciendo este tipo que trae chanchos; pero por suerte encontramos dentro de la Municipalidad gente que tiene ganas, que se ha acercado, que ha estado en mi casa, que ha ido a mirar y que cuando hay que tomar decisiones está la Secretaria de Producción que desde hace dos años dice que ya está el presupuesto, que ya está aprobado esto y lo otro, pero vemos que desde hace dos años el Intendente viene diciendo en cada apertura de sesiones que (las obras en el Matadero Municipal) ya están y todavía no hay ni siquiera una reunión de productores”, lamentó.

También “desde la Secretaría de Ganadería y Pesca del Gobierno provincial me han llamado muchas veces, están trabajando y tienen todo encaminado para tratar de resolver la situación de manera pronta. Primero, que se pueda cubrir la necesidad de faena y por otro lado, bajar los costos porque La Misión Salesiana me cobra una cantidad de dinero a mí para hacer la faena y a ellos el Estado les paga a la gente, les paga la luz, les paga el gas por lo que tienen un costo mucho más bajo y salen a vender mucho más bajo, con lo cual se da una competencia desleal y a nadie le interesa, pero ojo, no estoy echando la culpa a la Misión Salesiana para nada, por suerte está ese lugar para poder faenar ya que no hay otro lugar y sería más complicado. Pienso que una de las maneras de resolver este tema sería que se acabara la faena clandestina. El año pasado ha muerto gente culpa de la triquinosis y no salió en ningún medio”.

Agregó que “no les interesa porque el productor, si gana algo, lo reinvierte en los animales o en su infraestructura y de alguna manera ‘total se las va a arreglar’ y es lo que pasa siempre”, cuestionó.

Supermercados sin compromiso con la producción local de cerdo

Consultado sobre los grandes supermercados que traen cerdo desde otros lugares como Dinamarca, Parún recordó que “antes de poner mi carnicería, yo producía cerdos y se lo vendía a las carnicerías y el problema de los carniceros es que te ve como a un pibe joven y decían a éste le compro un poco y le pago a los 40 días, sumado a alguna dificultad que tenían después para pagar y entonces, si seguía en ese camino, me fundía. Fui a hablar con la gente de Carrefour, los invité a mi casa, les mostré mis animales, me dijeron que sí, pero nunca pasó nada. Les di la posibilidad, incluso probaron la carne, porque para mí era mucho más fácil venderles a ellos y no tener que armar mi propio negocio para la venta. También cansa que el Ministerio de Trabajo te vaya a pedir el guante, la luz de emergencia y después viene la Municipalidad y te hace una inspección cada dos meses y todo eso cansa y desalienta al emprendedor porque te cobran por esto, te cobran por aquello y si bien es su trabajo, ellos no se dan cuenta que estás produciendo para no fundirte y te ponen el aparato encima para ver que estás haciendo”, se resignó.

print

Comentarios

Comentarios

Related Articles

Post your comments

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Decano de la U.T.N Tierra del Fuego:
Ing. Mario Félix Ferreyra
Vicedecano de la U.T.N Tierra del Fuego:
Ing. Francisco Álvarez
Secretario Administrativo de la U.T.N. Tierra del Fuego:
Lic.Carlos Alberto Cabral
Director de la Radio de la U.T.N. Tierra del Fuego:
Néstor Alberto Centurión
Fecha de Fundación de la Radio: 1 de marzo de 2012
Domicilio legal de la emisora: Sabatini 55 Planta Alta
Ciudad: Rio Grande Provincia: Tierra del Fuego
Teléfono Fijo: (02964) 432528 (int. 158)
Celular del Director: (02964) 15505797
Celular de la Radio: 02964 -15544394
E-mail del director:a.centurion23@gmail.com
E-mail de la radio: radiouniversidadrg@gmail.com
Frecuencia de la emisora: 93.5 Mhz
Resolución definitiva: Nº 0821-AFSCA/15
Nombre Fantasía: La Tecno
Sitio Web: www.radiouniversidad.com.ar
publicidad