• Telefonos: 432528 Int. 158 - Cel. 15544394
  • info@radiouniversidad.com.ar

Crisis del Ara San Juan: Por Roberto Spratt, ex Juez Federal

Tras el último anuncio de la Armada Argentina, compartimos la columna de opinión del ex Juez Federal Roberto Spratt. “Somos enseñados a convivir con diferencias y desacuerdos, expresando con libertad lo pensado. Somos seres críticos y es parte de nuestra naturaleza el serlo; tratar de comprender los hechos que nos rodean. Ese pensar nos agobia cuando hechos muy graves ingresan en un sistema de ocultamiento de la información y retrógradas manifestaciones políticas, caídas en desgracia”.

“Somos enseñados a convivir con diferencias y desacuerdos, expresando con libertad lo pensado. Somos seres críticos y es parte de nuestra naturaleza el serlo; tratar de comprender los hechos que nos rodean. Ese pensar nos agobia cuando hechos muy graves ingresan en un sistema de ocultamiento de la información y retrógradas manifestaciones políticas, caídas en desgracia.

Doctor Roberto Spratt, ex Juez Federal.

Pero también hay paradojas como ver acciones de funcionarios políticos pasando bolsas de dinero y una religiosa recibiendo ese regalo de la corrupción. Hace pocos años algunos pensaban que la formación militar era resguardo frente a la desmedida ambición de tener dinero como sea. Ellos mismos lo creyeron y vivimos por eso tantas dictaduras de ese orden. Es difícil asimilar una realidad que nos lleva a creer que la honestidad no es posible. Pero como sucedió con el ex ministro De Vido actualmente preso, todavía parece haber un límite que determina que esa ambición por lo ajeno no se tolera cuando su resultado es la muerte de muchas personas. No doy ejemplos porque los sabemos y también porque todos son distintos.

Al tremendo golpe que nos produce la tragedia del submarino ARA San Juan, lo acompaña inicialmente retaceos en la información oficial y una tendencia razonable de vincular la fuerte disminución del presupuesto militar con la desaparición de la nave por defectos de funcionamiento. En el siniestro se enmascaran subjetividades que produce la propia Armada, con silencio sobre comunicaciones desde el submarino. Al hecho del siniestro se le suman opiniones que responsabilizan a la existencia misma de la Armada, como fuerza militar. Otros intentan reivindicar sus nacionalismos, cuestionando la presencia de Gran Bretaña, el ilegítimo arrebatador de las Islas Malvinas. Otros más encuentran en altos funcionarios del gobierno kirchnerista la responsabilidad por el desvío de fondos para el mantenimiento del buque.

Frente a esa conjunción de opiniones, los voceros oficiales son sospechados de ocultar información, creando un confuso y cruel panorama que agrava el dolor de parientes, amigos y camaradas de armas de los marinos desaparecidos.

No es novedoso tratar a la Armada Argentina como obsoleta porque la disminución presupuestaria la coloca cerca de ese lugar. Pero tratar a sus integrantes como una Fuerza de ocupación, es un agravio a la nacionalidad, que merece ser repudiado. Lo mismo que confundir la Armada Nacional con los crímenes cometidos en el siglo pasado y que ya han sido juzgados. Lo inhumano de la imagen crece cuando son atacados por las redes sociales quienes colaboran con la búsqueda de sobrevivientes, descalificando a los que ofrecen su auxilio por no entregarnos las Malvinas. Manteniendo un estado de conflicto que conocimos en el siglo pasado como Guerra Fría en una disputa incierta entre el capitalismo y el comunismo.

El accidente militar que nos conmueve, nos despierta, y posee aristas distintas sobre las que caen los medios de prensa, confundiendo las voces informativas sobre un mismo accidente militar.

Confundimos a veces el enmascarar la verdad con la posibilidad de especular libremente sobre la información. Así, las vergüenzas de voces solitarias se expanden a diario por la prensa nacional y extranjera, aunque éstas priorizan la desaparición por sobre las especulaciones de mal uso del dinero para su mantenimiento. Coincidimos con el presidente Macri al señalar que no es el momento de especular con causas que deben ser conocidas en su momento integralmente y que deben ser juzgadas.

Es claro que la noticia tiene distintas aristas, pero el hecho en sí impide quedarnos en ese lugar y no centralizar toda la atención en la búsqueda del submarino.

En una rápida mirada sobre los acontecimientos y sin ingresar en cuál ha sido la política del gobierno para comunicar los sucesos, encontramos tres aspectos diferentes. Que pueden enunciarse del siguiente modo.

En primer lugar, todo lo relativo a la información se ha concentrado en un solo vocero que impide la especulación y desinformación, dando credibilidad a la noticia. Aunque al poco tiempo aparecen indicios de retaceos en la información sobre la causa del accidente.

Luego ingresan manifestaciones que culpan a las autoridades navales y políticas como responsables por ausencia de un presupuesto acorde al gasto militar. El presidente Macri responde positivamente al declarar que esas circunstancias deben ser atendidas luego de terminada la búsqueda.

A la par, surgen manifestaciones en contra del auxilio de Gran Bretaña-, sostenidas exclusivamente en razones ideológicas.

Desconocemos precisiones sobre el trato con los familiares de las víctimas que debieran tener un canal directo de primera información y cuidados sicológicos. La reserva de intimidad no ha sido traspasada por la prensa.

No parece existir un protocolo de atención para situaciones como ésas y esto debe ser remediado para no repetir el desorden informativo que se produjo en el asesinato del fiscal federal Nisman. Y lastima la aparición de fuentes paralelas de información, que traen la noticia de silencios en los hechos que deben quedar claro, como es lamentable la oportunidad elegida para descalificar a las Fuerzas Armadas en general. Cada uno sabe como asimila los dolores del pasado pero debe entenderse que el sentimiento de odio no permanece igual frente a los cambios de tiempos distintos. Cuestionar la ayuda de la comunidad internacional es menos razonable aún porque presupone un mundo que no queremos, como intentan los nacionalismos de pequeños grupos de intelectuales que rápidamente se ponen el uniforme de la defensa nacional. El ridículo retroceso independentista en Cataluña tiene en estos días el mismo origen ideológico, separado y bien lejos de las necesidades de la gente. No le encuentro sentido tampoco al proyecto pretendidamente emancipador de los que declaman desde la oscuridad porque se dicen revolucionarios y humanistas pero parten de negar el derecho a la vida de quienes son desaparecidos.

Entiendo que muy pocos pueden continuar el maniqueísmo que deja todo lo malo a quienes opinan distinto.

Elementales razones de pudor frente al dolor debería llamar a silencio a quienes no pierden la ocasión de intentar dividirnos. Frente a la tragedia lo que debe aparecer es la solidaridad y el valor que expresa es la caridad, definida por el pensador inglés Chesterton como la posibilidad de” poder defender lo que sabemos que es defendible. La esperanza de poder ser optimistas en circunstancias que sabemos desesperadas”.

Todos podemos tener momentos de irracionalidad pero no debemos liberar sentimientos para golpear al que se encuentra caído y cree en la esperanza, por ser lo último que se pierde. Desearíamos que quienes mantienen silencio pidan en sus almas por la injusticia de perder vidas humanas, sirviendo a la Patria. Y, pienso que es una noble forma de morir, sirviendo a la bandera nacional.

Si dejamos el mundo proteico (aquello que cambia de forma tanto como de ideas) posiblemente podamos acordar una tabla de valores inequívocos, donde podamos seguir juntos construyendo un mismo país para nuestros hijos”.

print

Comentarios

Comentarios

Related Articles

Post your comments

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Decano de la U.T.N Tierra del Fuego:
Ing. Mario Félix Ferreyra
Vicedecano de la U.T.N Tierra del Fuego:
Ing. Francisco Álvarez
Secretario Administrativo de la U.T.N. Tierra del Fuego:
Lic.Carlos Alberto Cabral
Director de la Radio de la U.T.N. Tierra del Fuego:
Néstor Alberto Centurión
Fecha de Fundación de la Radio: 1 de marzo de 2012
Domicilio legal de la emisora: Sabatini 55 Planta Alta
Ciudad: Rio Grande Provincia: Tierra del Fuego
Teléfono Fijo: (02964) 432528 (int. 158)
Celular del Director: (02964) 15505797
Celular de la Radio: 02964 -15544394
E-mail del director:a.centurion23@gmail.com
E-mail de la radio: radiouniversidadrg@gmail.com
Frecuencia de la emisora: 93.5 Mhz
Resolución definitiva: Nº 0821-AFSCA/15
Nombre Fantasía: La Tecno
Sitio Web: www.radiouniversidad.com.ar
publicidad