• Telefonos: 432528 Int. 158 - Cel. 15544394
  • info@radiouniversidad.com.ar

Arancel cero: CAMOCA estima “un piso de diez mil despidos”

El gerente de CAMOCA, Lic. Carlos Scimone, dio un pronóstico sobre “el piso” de despidos que vendrán como consecuencia del arancel cero a la importación de productos informáticos. Estimó un mínimo de “diez mil puestos directos”, y se suman 1.500 pymes con una cantidad de empleados que no pudo cuantificar, diseminadas en el interior de la provincia de Buenos Aires. “Este golpe es trascendente en toda la estructura y vamos a perder un sustento industrial electrónico en todo el país”, aseguró, sin poder comprender la política nacional. Se estaba hablando de un arancel del 16%, que les permitía sostenerse y casi equiparar precios con los importados. Con el cero por ciento de arancel “es el adiós”, dijo. “No hay manera. Con China no se puede competir y lo saben todos”, sentenció.

Mientras que en Tierra del Fuego se anuncia la caída de 500 puestos de trabajo desde AFARTE como consecuencia de la reducción de los aranceles de importación para informática, en el continente el golpe será mortal: el gerente de la Cámara de Máquinas de Oficinas Comerciales y Afines –CAMOCA-, estimó un “piso mínimo” de diez mil puestos perdidos en Buenos Aires, más 1.500 pymes diseminadas en el interior.

Mientras que en Tierra del Fuego se anuncia la caída de 500 puestos de trabajo desde AFARTE como consecuencia de la reducción de los aranceles de importación para informática, en el continente el golpe será mortal: el gerente de la Cámara de Máquinas de Oficinas Comerciales y Afines –CAMOCA-, estimó un “piso mínimo” de diez mil puestos perdidos en Buenos Aires, más 1.500 pymes diseminadas en el interior.

Río Grande.- Mientras que en Tierra del Fuego se anuncia la caída de 500 puestos de trabajo desde AFARTE como consecuencia de la reducción de los aranceles de importación para informática, del 35 al cero por ciento; en el continente el golpe será mortal: el gerente de la Cámara de Máquinas de Oficinas Comerciales y Afines –CAMOCA-, estimó un “piso mínimo” de diez mil puestos perdidos en Buenos Aires, más 1.500 pymes diseminadas en el interior.
La Cámara nuclea a los fabricantes de terminales en el continente y entre sus socios en Tierra del Fuego está Newsan, y ayer el gerente, Lic. Carlos Scimone, dialogó con FM Del Pueblo sobre un panorama tan devastador como inexplicable, del punto de vista de una política nacional que, en medio de una etapa recesiva e inflacionaria, decide dejar en la calle a miles de argentinos.
En primer lugar, el gerente dio a conocer las negociaciones que se venían llevando adelante, vinculadas con la reducción de aranceles, pero nunca esperó que fuera al cero por ciento. “Hace varios meses que estamos con el tema y varias cosas nos sorprenden seriamente. Hace más de 90 días estuvimos con el ministro (de Producción Francisco) Cabrera y el secretario de Industria Etchegoyen, y nos habían prometido hacer una comisión para analizar la baja de precios al consumidor, hacer un análisis para mejorar las condiciones comerciales para gente de clase media, humilde y PYMES, pero nunca fuimos citados. Insistimos en reunirnos y la semana pasada aparece con esta noticia de la quita del 35 al cero por ciento del arancel”, señaló.
“Nosotros teníamos pensado que se iba a ir al arancel del MERCOSUR, que es del 16%. Hay varias cosas que no coinciden con lo que pensamos que es la realidad. Yo tengo veinte años en el tema, informes anuales desde hace doce años, porque anualmente informamos producción nacional, importada, producción de Tierra del Fuego, precio, actividad, cantidad de empleados. Pareciera que no tienen conocimiento de esos informes y tampoco hay una investigación de mercado para tomar una decisión ajustada a lo que necesita el consumidor y la realidad del país”, cuestionó.
“Esto nos complica muchísimo, y yo ya advertí que hay empresas que van a cerrar. Hay empresas de Tierra del Fuego donde su línea de producción de computadoras las iba a trasladar al continente, una de ellas creo que ya estaba funcionando en el continente, y también se ven perjudicadas en el continente”, observó, sin lugar adonde ir con esta medida.

La pérdida para el Estado

A la caída de miles de empleos, se sumará menos recaudación por los aranceles, más los subsidios que ya se anunciaron para las indemnizaciones.
“No me cabe ninguna duda que el Estado pierde. Nosotros la semana pasada presentamos un proyecto de ajuste de precios y mayor producción para mejorar la productividad. Ofrecíamos que nos bajaran los aranceles de algunas partes y piezas que son irreemplazables y forzosamente tenemos que importar. Eso pareciera que estaba en camino, pero siempre pensábamos en una diferencia del 19%, que surge entre el 35% (de arancel actual) y el 16% (que era la reducción prevista). Ahí teníamos una diferencia de entre el 5 y el 6% (con el producto importado), y agregábamos un plan de Ahora 12 para el consumidor”, detalló.
Manejando estas variables, se podía seguir adelante y “podíamos estar cerca de un producto importado de China, porque todos los productos, de la marca que sean que vienen importados, son chinos”, subrayó Scimone.
“Con un 5 ó 6 por ciento de diferencia con el producto chino, prescindiendo un poco de utilidad, podíamos competir. Pero al ir al cero por ciento, no hay ningún tipo de posibilidad de poder competir.
En consecuencia, el gobierno está dejando de percibir unos 300 millones de dólares anuales en concepto de aranceles y sustitución de importaciones, como han hecho las empresas del sur y el continente. Y perjudican muchísimos puestos de trabajo”, resumió de esta política.

El escenario más temido

El dato que aportó el gerente de CAMOCA sobre el impacto en el empleo fue devastador: “Nosotros, como piso, pensamos que van a ser diez mil puestos. Eso como mínimo, en las esenciales empresas, porque después hay una cantidad de PYMES en los pueblos del interior, en los conurbanos de las ciudades, que trabajan artesanalmente”, agregó.
Explicó que estas PYMES vienen trabajando desde 2004 ó 2005 y por entonces “ensamblaban unos 700 u 800 mil equipos por año, en forma artesanal. Compraban las piezas a los distribuidores y armaban un equipo a medida del cliente, del vecino, del amigo. De esos comercios en el país hay más de 1.500. Esos comercios se quedan sin ningún tipo de posibilidad de competir”, sentenció.
En este caso, “es bastante difícil de evaluar en cantidad de personal”, pero quedarán afuera del sistema los emprendimientos familiares, la planta de empleados del comercio, los pequeños talleres, que suman a la cifra global.
El lic. Scimone reiteró que se podía sostener la actividad, con un 4 ó un 5 por ciento de diferencia de precio con el producto importado, “yendo al 16% de arancel, pero con un arancel cero no, porque estaríamos en un 20% de diferencia y ya no se puede hacer ningún tipo de sacrificio para achicar ese porcentaje”.

El mal ejemplo de Chile

Asimismo, cargó contra el argumento del gobierno nacional al poner como ejemplo a Chile, donde las computadoras cuestan la mitad que en Argentina, pero no tiene industria nacional en esa rama. “A Chile no le interesa la industria electrónica como nos interesa a nosotros. En Argentina, la industria electrónica atraviesa todas las industrias del país y es fundamental para el desarrollo de todas las demás industrias. La informática en particular es la más fuerte de todas las electrónicas del país, o lo era hasta la semana pasada”, sostuvo, apuntando que “en Tierra del Fuego hay otros productos electrónicos que suman a todo esto”.
“Este golpe es trascendente en toda esa estructura. Nosotros vamos a perder un sustento industrial electrónico en todo el país. Al perder industria informática, se pierde apoyo para otras industrias, más con las inversiones que se hicieron: tanto las empresas del sur como las empresas del continente invirtieron centenas de millones de dólares en equipamiento, en formación de gente. Todo eso se perjudica y se pierde”, alertó.
En materia de balance de los pro y los contra, la cuenta es clara: “La ventaja es que algún que otro consumidor tenga un precio un poco más económico. Pero si el criterio es mejorar las condiciones de precios de todos los ciudadanos, tendríamos que hacer lo mismo con las camisas, los pantalones, los autos, con un montón de productos”, dijo, con lo cual se termina de destruir la industria nacional.
“La industria informática es una, que está en las mismas o mejores condiciones que algunas otras industrias que hoy están protegidas, como la automotriz. Si nos van a comparar con Chile, compárennos en todos los productos. Yo quisiera saber si Chile va a dejar importar pescado envasado”, mencionó como ejemplo de un producto que protege el país vecino y es importante en su industria.

Importados y de outlet

Se le consultó al gerente de CAMOCA si creen en este criterio del gobierno sobre acceso a computadoras a menor precio y de última generación, y expuso sus dudas. Es más, adelantó que “los primeros meses del año que viene van a aparecer equipos de saldo de distintas marcas, como ya aparecieron ahora para competir. Son remanentes de equipos que se dejaron de comercializar en otros países. O sea, son equipos técnicamente atrasados y eso está pasando en este momento”, aseveró.
Barajó la posibilidad de que, al no tener competencia de producción argentina, y de conformarse un oligopolio, lo que ingrese sea también obsoleto: “No sabemos si se va a acentuar en el futuro, dado que no van a tener competencia nacional. Las empresas se pueden llegar a aprovechar de ese tipo de comercialización. Suponiendo que se transforme en un monopolio u oligopolio –de los importadores-, me pregunto quién va a regular los precios de esos productos, una vez que el mercado esté definido por el manejo de dos o tres empresas multinacionales. No sé si lo van a manejar. Hay una serie de incógnitas que nos preocupan mucho”, expresó.

Desorientación general

El lic. Scimone dio cuenta de la reunión que mantuvieron con la dirigencia de la UOM en Buenos Aires, para intentar analizar esta situación y cómo sobrellevarla. “Estamos trabajando junto con ellos, como hacen en Tierra del Fuego donde hay buena relación de las empresas de la UOM, pero no encontramos muchas formas de satisfacer el exagerado pedido del gobierno”, dijo del pedido de reducción de costos.
“Una cosa era ir al 16%, igualarnos con todos, y que nosotros tratáramos de mejorar las condiciones. Ese era el objetivo primero. Cuando aparecen con el cero por ciento, adiós. No hay manera. Con China no se puede competir. Lo sabe la mayoría de la población informada en la Argentina: no se puede competir con los productos de China”, señaló, terminante.
También dio a conocer reglas de juego poco claras del país que pasaría a proveer de estos productos a la Argentina, con una metodología desleal dado que “China además subvenciona sus propios productos terminados. Cobran más caro el mother desarmado, porque el armado está subvencionado. En consecuencia, el producto terminado sale de China subvencionado. Nosotros tenemos más de 800 denuncias y acciones por dumping de productos chinos”, afirmó, mientras que el gobierno “ahora está tratando a China como un país de libre mercado. La verdad, es difícil de entender”.

A Cabrera “le faltó un cero”

Finalmente se le consultó sobre el subsidio a los desempleados, que pareciera ser la única herramienta del gobierno, por demás cortoplacista, porque deja fuera del sistema a miles de familias. “Nosotros estamos en permanente alerta. Ya sabemos que en el país desde principios de año se perdieron mil puestos de trabajo en la industria informática, por recesión y otros temas. El secretario (Cabrera) dice que se van a perder otros mil en las declaraciones que hizo. No sé de dónde lo saca y me parece que se le cayó un cero a ese cálculo”, disparó, reiterando que “para nosotros el piso es diez mil y puede ser mucho más. Hablar de mucho más sería alarmar innecesariamente a la gente, por eso hablamos de un piso de diez mil, que es lo mínimo que podemos anunciar”.
“Ellos cortaron la comunicación con nosotros desde que presentamos nuestro plan de baja de precios. No sé cuál es la idea de gobierno y lamentablemente la sensación es de un penal cobrado. Lo que más me preocupa es la gente que se queda sin trabajo y sobre todo las PYMES, porque en el interior no tienen mucha defensa para modificar su comercialización. Les cuesta mucho cambiar y esa gente lamentablemente va a quedar muy desprotegida”, concluyó Scimone.

print

Comentarios

Comentarios

Related Articles

Post your comments

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Decano de la U.T.N Tierra del Fuego:
Ing. Mario Félix Ferreyra
Vicedecano de la U.T.N Tierra del Fuego:
Ing. Francisco Álvarez
Secretario Administrativo de la U.T.N. Tierra del Fuego:
Lic.Carlos Alberto Cabral
Director de la Radio de la U.T.N. Tierra del Fuego:
Néstor Alberto Centurión
Fecha de Fundación de la Radio: 1 de marzo de 2012
Domicilio legal de la emisora: Sabatini 55 Planta Alta
Ciudad: Rio Grande Provincia: Tierra del Fuego
Teléfono Fijo: (02964) 432528 (int. 158)
Celular del Director: (02964) 15505797
Celular de la Radio: 02964 -15544394
E-mail del director:a.centurion23@gmail.com
E-mail de la radio: radiouniversidadrg@gmail.com
Frecuencia de la emisora: 93.5 Mhz
Resolución definitiva: Nº 0821-AFSCA/15
Nombre Fantasía: La Tecno
Sitio Web: www.radiouniversidad.com.ar
publicidad